Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Boletín noticias

Subcribete y recibe nuestras informaciones periódicas.

La correcta lubricación del motor

En nuestra anterior noticia les hablamos sobre las tareas del aceite en el motor, hemos visto que las mas importantes son: engrasar, refrigerar, amortiguar, separar y devolver suciedad.

La lubricación en el motor tiene el objetivo de evitar el agarrotamiento y disminuir el trabajo perdido en el rozamiento. Si la película de lubricante se img-noticia3renueva continuamente, el calor producido por el rozamiento es evacuado por esta, como también puede ocurrir con las suciedades producidas por el rodaje como vimos en la anterior noticia.

La finalidad de la lubricación en los motores es por lo tanto la de cumplir los siguientes objetivos:

  •             Lubricar las partes móviles del motor con el fin de atenuar el desgaste impidiendo el contacto directo.
  •             Refrigerar y devolver suciedad de las partes lubricadas evacuando el calor y la suciedad de estas zonas, aumentando la estanquidad en los acoples mecánicos.
  •             Amortiguar y absorber choques en los cojinetes.

Influye mucho en la lubricación las características del lubricante utilizado, destacamos las mas importantes:

Grado de pulimiento de las superficies en contacto con la naturaleza.

Dureza de los materiales que construyen las superficies de contacto.

Guardar el huelgo en el acoplamiento como ha sido demostrado cuando las superficie “A” se traslada a “B”. Manteniendo una cierta inclinación con respecto a ella, la película de aceite interpuesta tiene que quedar adherida a ambas superficies generándose una presión capaz de soportar una carga.

En nuestra próxima noticia les hablaremos de la viscosidad y aditivos de aceite en el motor.